Categories
Uncategorized

Nuevo cambio en mi vida 3

Nuevo cambio en mi vida 3
Hace ya tres días desde que hable con ella por el chat, tres días esperando recibir un paquete, aun nada, espero que llegue pronto, lo cierto es que no he pensado en ello hasta hoy ya que he tenido mucho trabajo en la oficina, más que de costumbre ya que he tenido que hacer varias entrevistas de trabajo para un puesto de secretaria y lo cierto es que aún no he encontrado a ninguna persona que se adapta al perfil que estamos buscando en la oficina, hasta el momento solo han venido personas sin nada de experiencia y por lo que he podido hablar con ellas con poco ímpetu, si que el puesto de secretaria no es uno de los mas que responsabilidades tiene, pero me gusta que todo mi personal sea plenamente resolutivo si se diera el caso.

Son las 9:30 y en la oficina solo estamos yo y Claudia, una chica en prácticas que la verdad está haciendo muchas más tareas de las que le corresponden. Y ahora le tocara hacer una tarea más, la llamo y le doy varios dossieres a la vez q le digo.

– Ten esto Claudia, tienes que llevarlos a la gestoría, ya sabes, con la que trabajamos para que se revise los contratos y me los devuelves validados, te llevara el resto del día, así que ve ya, y ya los traerás por la tarde después de comer.
– Está bien, ahora mismo voy, pero recuerde que a las 10 tiene otra entrevista, una señorita que se llama Begoña.
– Muchas gracias por recordármelo, nos vemos por la tarde, adiós.

Claudia se va, y me quedo solo en la oficina y me preparo para la entrevista que tengo que realizar. Son las 10 menos 5 minutos y llaman a la puerta, me dirijo para abrir, y me sorprende ver a la tal Begoña, no es una jovencita, todo lo contrario, una señora de casi 50 años con sus curvas bien marcadas, vestida con una elegante blusa azul y una falda lisa negra, elegante, lo justo para provocar que la mirases dos veces seguidas.

– Buenos días, mi nombre es Begoña y vengo a la entrevista de trabajo.
– Buenos días, adelante, pase a la sala de reuniones y empecemos la entrevista.

Me entrega su curriculum, y veo que esta de sobras cualificada para el trabajo, casada, pero con disponibilidad para viajar, tres idiomas tanto escrito como hablado, y varios cursos de informática. Y es entonces cuando decido hacer una cosa.
– Veo que está más que cualificada para el puesto. Y la verdad me gustaría verla trabajar para corroborar que no estoy en un error. Así que si no le importa me gustaría hacerle una prueba, que consiste en estar lo que queda de mañana en el puesto de secretaria, atendiendo al teléfono y a la gente que venga, cómo estoy solo esta será una buena forma de ver como se desenvuelve en el trabajo, ¿le parece bien?
– Si por descontado.
– Está bien, vaya fuera y haga lo que crea más conveniente.

Begoña sale de la sala de reuniones y enseguida se pone en la recepción y empieza a comprobar cada cosa para que nada se le pase por alto. Varias veces llaman al teléfono contesta sin problemas, y me pasa las llamadas, es cortes y parece que a los interlocutores les cae en gracia. Es casi la hora de cerrar y llaman al timbre, es el conserje avisando que han traído un paquete y que si queremos depositarlo en el apartado de correos o bajamos a buscarlo.

Begoña sin pensarlo avisa que bajara a buscarlo, me avisa que sale para ir a buscar el paquete y que en 5 minutos está de vuelta.

Toma el ascensor y llega a conserjería allí la esperan con un paquete, no lleva anotado a que destinatario va dirigido, solo una nota, entregar en mano, ¿pero a quién? Coge el paquete y vuelve al ascensor y es allí donde lo abre y ve para su sorpresa que el paquete contiene unas bragas, y que según el olor que ha salido del paquete seguro están usadas.

Una sensación rara se apodera de ella, una excitación que hacía meses no tenia, y es entonces que decide hacer una cosa, algo que casi seguro pondrá en peligro su futuro trabajo, pero siente la necesidad de hacerlo…. Un minuto más tarde el ascensor se para en la planta, Begoña sale de el con paso firme y decidido entrando de nuevo en la oficina. Se sienta en su puesto coge una nota y escribe algo, y lo engancha encima del paquete.

– Bueno veo a que desempeñado un trabajo excelente durante todo este rato, en breve le comunicaremos la decisión si entra a trabajar con nosotros. – le digo mientras la acompaño a la puerta para despedirme de ella.
– Muchas gracias esperares su respuesta, por cierto, en la mesa hay un paquete, he supuesto es para usted, pero no me ha dado tiempo de entregárselo en mano, lo siento.
– No se preocupe, y muchas gracias.

Cierro la puerta justo después de que Begoña salga, me dirijo a la mesa de recepción y veo el paquete, esta abierto, y tiene una nota adherida.
“Han traído este paquete, al no llevar remitente no he podido evitar abrirlo y estoy segura de que el contenido es para usted. Discúlpeme se que no he debido de hacerlo, espero que el contenido extra del paquete sea suficiente para compensarlo y que le haya gustado mis servicios durante la mañana, un cordial saludo Begoña.”

Abro el paquete y de el salen las bragas de CasadaJoven que estaba esperando y justo de inmediato cae en mi mano un tanga rojo, lo examino y veo que está ligeramente empapado, lo aprieto con fuerza dentro de mi mano. Esta tarde mismo avisare a la notaria que empiecen a redactar el contrato de trabajo a nombre de Begoña, solo que será para un puesto de trabajo que no se espera, mi nueva secretaria personal, con incorporación inmediata mañana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *