Categories
Uncategorized

mi gorda golosa

mi gorda golosa
Anoche visite a una de mis mujeres gordas ricas divinas y viciosas con la que me gusta coger, con todas me gusta pero esta es la mas puta de todas.
Luego de llegar a su casa y conversar un poco el ambiente se fue tornando erótico según nuestro tema de conversación, mientras ella terminaba algunas de sus labores yo la veía desde la mesa como se movía su gran culo mientras caminaba de un lado a otro en su casa, ya con solo verla mi erección era enorme por tan solo pensar que le podría hacer a esa putita dentro de un rato. De cuando en cuando me levantaba y me ponía detrás de ella y agarraba sus enormes tetas, besaba su cuello y le apoyaba mi verga entre sus nalgas porque ademas ella siempre viste en su casa una especie de lencería algo vieja pero para ella muy cómoda que ademas es muy corta y deja al alcance de la vista y tacto su gran culo en todo su esplendor cuando se agacha.
Una vez terminó su tarea se dio un baño y me llamo a su habitación. Apenas entre me encontré a una hembra en celo sedienta de verga, estaba de rodillas sobre un cojín para no lastimar sus rodillas, desnuda y solo escuche como me dijo: ven que lo quiero en mi boca.
Era un espectáculo, olía delicioso por las cremas y lociones que usa, aun con su cabello mojado cayendo sobre su espalda, solo veía el va y ven de su cabeza mientras comía mi pene hasta el fondo de su garganta como a ella tanto le gusta.
Luego de varios ricos minutos chupándomela como una diosa y haciéndome temblar las piernas estando de pie frente a ella, me dice que me acueste en su cama, me da otra ligera chupada pero otra vez hasta el fondo de su garganta, me da una mirada picara, así con toda mi verga clavada en su boca y la saca dejándola bien mojada y lista para penetrarla. A ella le encanta estar arriba y a pesar de ser gorda y grandota tiene una agilidad increíble como toda buena puta golosa debe tener, y se la ensarta de un solo golpe hasta el fondo y de su boca solo sale un hermoso gemido que suena como música de ángeles y siento como se estremece todo su cuerpo. Me encanta cuando apenas se la meto comienza la fiesta de orgasmos que esa mujer puede tener.
Luego de una buena cabalgada le encanta en cuatro patas, de perrito y dejar levantado ese gran culo que tiene, oportunidad que no desaprovecho para abrir esas ricas nalgas y lamer ese culito caliente para que se prepare para lo que le daré luego. Mas orgasmos la invaden y sus gemidos llenan todo el cuarto y seguro lo escuchan en la de al lado donde duerme su hermana, aunque con eso no hay problema porque también es putisima y bastante que hemos gozado escuchando los de ella cuando la visita su novio. Con ella otro dia les cuento la historia.
Estando en esa misma posición le doy sin piedad hasta que escucho las palabras mágicas, la música de dioses, cuando me dice “métemela en el culo, cógeme bien rico” sin esperar comienzo a empujarla poco a poco en ese culo que se abre para mi con gran facilidad, esa gorda de verdad que es viciosa, ya el culo lo tiene entrenado, con solo una lamidita ya esta listo, casi ni necesita lubricante gracias a todos los jugos de sus orgasmos anteriores, y se la va comiendo toda hasta el fondo, es increíble. Al llegarle al tope, con toda mi verga dentro de su culo siento como comienza como a temblar y es cuando se le viene el primero de esos orgasmos anales que la vuelven loca, la hace gritar, gemir, decir de de todo, le termina de destapar lo cachonda y lo sedienta de leche que esta y comienza a mover ese culote con un ritmo adorable y siento como me come ese culo que arropa mi verga entera en cada embestida, eso la vuelve loca y sabe que así me hace llegar, ella sabe lo que quiere y se intensifica el movimiento hasta que no aguanto mas y dejo salir su premio, toda la leche que tengo para ella se la dejo directo donde le gusta, dentro del culo, ese culo divino que me encanta rellenar y dejar como un boquete.
Al sentir el calor de la leche dentro de ella arranca otro fantástico orgasmo que la hace gritar nuevamente y cae desfallecida sobre la cama, en éxtasis total.
Cuando se la saco veo ese rico boquete que le dejo, el culo bien abierto cuando se agarra las nalgas de lado a lado para que lo vea y lo disfrute, me complace y empieza a apretar y abrir, como si palpitara, esa puta me hace vivir una película porno en cada cogida que le doy.
Al terminar siempre nos damos un rico baño para quedar fresquitos e irme a casa limpio aunque viva a pocas cuadras de ella otras veces solo me baño yo porque ella se queda con todo el semen regado en su cara y saboreandolo.
Por eso no dejo de cogerla, por eso me encanta, por eso es mi puta favorita.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *